DOS DE AGOSTO








DOS DE AGOSTO

¡Que se aparten las quimeras,

que cesen las palabras!.



Ella pudo encerrarse

en el corte exacto de la piedra

en la luz efímera de la alborada

(en las rectas, en las curvas)

en la pasión sincera

del alma libre y esforzada.



¡Que se aparten las quimeras

los ecos, las maneras blandas!



Oscuro y lento es el proceso

de devenir en forma,

la sencilla y firme belleza

que a la pompa se oculta

que a la matemática escapa.



Del barro nació un dios,

del genio, la estocada.



Efímero fue el acuerdo

entre escuadra y rosa

entre pasión e intelecto.



Terrible despojo de razón,

ensartado, agostado,

quedaste en esperpento.









Raúl Sánchez Alegría madrugada del 22 de mayo de 2016.

Entradas populares

M