FINAL DE EXISTENCIAS








FINAL DE EXISTENCIAS


Llegué tarde.

Todas las canciones
se habían agotado
antes que nosotros
agotásemos 
el narcótico
de los besos.


Llegué tarde.

Las velitas apagadas
estaban,
y tampoco pintaba
nada
en aquel entierro.

Ocluidos, fugitivos,
culpables,
llegamos tarde.

Final de existencias:
corazones emparedados,
aperitivo de bolero.


Raúl Sánchez Alegría 19 de mayo de 2017

Entradas populares