PASEO NOCTURNO







PASEO NOCTURNO



Quisiera volver a estar cansado.
Acariciar, entonces, tu pelo.
Mirar tu sonrisa, reírme contigo.
Recordar “que nunca pasa nada”
y olvidarme del cansancio.

Y reír.
Reír  - aun con los ojos agotados-,
reírme contigo…y seguir caminando
de nuevo.

Quisiera,
pero a las estrellas, al guardia de la esquina,
al río desbordado,
a los noticieros, a todos….todo esto les importa
un bledo.

Poco o nada puedo hacer ya.
Salvo caminar, caminar, caminar
y cansarme.


Sonriendo decías: “Nunca pasa nada”…
Mentías.
Inocente, mentías.

Pasa
pero no se pasa.

Ocurre
pero no transcurre.

Duele
–te voy a decir  una mentira-
cada vez menos.


Raúl Sánchez Alegría 13 de abril de 2018

Entradas populares