TENME








tenme


Tenme.
Soy una piedra.
Puedes arrojarme contra
tu dolor.
Puedes hundirme en el barro
y pasar a la otra orilla
sin mancharte.


Puedes dispararme contra la frente
de Goliat,
o de tu jefe,
o de cualquier otro,
con furor.

Tenme.
Úneme a otras, hazme muro,
eleva un castillo,
o protegiendo el fuego
hazme estar
con otras como yo.

Si eres latido, si eres idea:
tenme, tente.

Soy una piedra;
espero no lo sea
tu cabeza,
ni tu corazón.



Raúl Sánchez Alegría 17 de noviembre de 2018.

Comentarios

Entradas populares de este blog

RONDÓ OTOÑAL

DE CAJÓN, SE ME VA EL BOLO

AUSENCIA