AVENIDA



AVENIDA


Viene el río crecido
arrasando la ciudad.
Todos los diques han cedido
ningún puente queda ya.

Viene el agua anegando
tierras, cultivos, sin piedad.
Lodos invaden los campos
inmundicia, cieno, humedad.

Al cauce manso ira retornando
al molino, a la turbina, al canal,
suavemente  con la mar soñando
tras el cíclico desahogo invernal.

Vienen las aguas bramando
-mucho ruido, poco pan, todos peces-
amansadas al cauce volverán.




Raúl Sánchez Alegría 14 de marzo de 2016

Entradas populares