MUSGO



MUSGO

Podríamos fingir
que fue un sueño.

No existe                      
aquella encina corva
que amable
nos brindo su tronco
a modo de alcoba.

No existió el silencio.
No existió la mano.
No existió la boca.

No existimos
siendo
de nuestro ser
sombra.

Podríamos fingir
y olvidarnos
de vivir, de ser, de amar…

El agua no existe.

En el corazón
musgo
tienen las rocas.

Raúl Sánchez Alegría 2 de diciembre de 2019

Comentarios

Entradas populares de este blog

CÁÑAMO

RESPIRA

CANCIÓN DEL SONADO