PERPETUA REVISABLE



PERPETUA REVISABLE

 

Nada muere

del todo.

Pregúntale a esa estrella,

pregúntale a esa luz

que nos llega

desde un pasado inmemorial.

 

 

Nada muere del todo.

Nada retorna del todo

a la nada.

Nada acaba definitivamente

ahogándose.

Flota,

resurge,

vuelve,

aniquila las fronteras temporales

volteando

nuestras seguridades,

reduciéndonos

a un instante,

una pausa,

una luz,

un delirio,

a inquietud anhelante,

desmontándonos el escaparate,

reduciéndonos a saldos,

derribándonos de nuestro inseguro y sagrado

pedestal.

 

Nada muere del todo.

Nada acaba por agotarse:

el abismo y el espacio,

la rabia y la esperanza,

la ilusión y la penalidad.

 

Nada eternamente arde

nada tan eficazmente se deshace:

fuiste,

eres,

serás.

 

 

Raúl Sánchez  Alegría 25 de mayo de 2020


Comentarios

Entradas populares de este blog

RESPIRA

EN EL RECUERDO MORA

ME DA LO MISMO QUE SUENE CURSI...