DÍA DE LOS ENAMORADOS

 


DÍA DE LOS ENAMORADOS

 

Había creído

que la tormenta

había amainado.

 

Pensé, incluso,

que el sol

acabaría brillando.

 

Compré un billete

al cielo.

 

Compré pastillas

contra el mareo.

También crema solar…

 

Había creído

que el sol

por fin brillaría.

 

Había olvidado

el miedo.

 

Confiaba

en que ¡por fin!

el verano llegaría…

 

Un cangrejo

me mordió de nuevo.

 

Quiere hacerme

retroceder al tiempo

en que todo eran

días grises y lluvia.

 

Un cangrejo

que me habita,

que no se quiere de mi

marchar.

 

Llegarán los días

soleados.

 

Llegarán las lluvias

de besos

en verano.

 

Llegarán los días

despejados,

pero hoy

con el cangrejo

debo aprender

(de nuevo)

a bailar.

 

Raúl Sánchez Alegría 14 de febrero de 2022


Comentarios

Entradas populares de este blog

RONDÓ OTOÑAL

DE CAJÓN, SE ME VA EL BOLO

AUSENCIA