CONGA





CONGA


 

Venía de una saga

de trabajadores solitarios.

De labriegos niños,

de artesanos orgullosos

recluidos                  

en galerías soleadas.

 

De pilotos irreductibles

al escamoteo, a la trampa.

Venía de una larguísima

inmensa saga.

 

Cuando llegaron los halcones

cuando las palomas, los patos y las gallinas

aterrorizados estaban,

él

levantó el vuelo:

conocían la música

pero ese son,

tanto él 

como sus muertos,

ese,

no lo bailaban.

 

Raúl Sánchez Alegría 22/7/20


Comentarios

Publicar un comentario

No seas tímido. Internate en "El Callejón de las Pulgas" y deja tu rastro de tiza en la pared. ¡Comunicación y creatividad al poder! ¡Gracias por vuestras aportaciones!

Entradas populares de este blog

RONDÓ OTOÑAL

DE CAJÓN, SE ME VA EL BOLO

AUSENCIA