martes, 27 de octubre de 2015

"HAY QUE VIVIR COMO SI LO FUERAN A PROHIBIR"



“HAY QUE VIVIR COMO SI LO FUERAN A PROHIBIR”


El tiempo es bruma                                   
deshecha
en noche estrellada.
La luz amarilla
de una linterna de lata
conforta,
como el agua
tras la última bocanada
a un cigarrillo negro
que quema
aire,
que anula
tiempo,
que envuelve
el recuerdo
de la ansiada boca
del deseado cuerpo
que se deshizo
en la prisa…

Y todo fue
soledad,
proyecto,
en definitiva:
nada.

“Hay que vivir
como si lo fuesen
a prohibir”
Cayetana sonríe,
se despide
y me deja
en medio de una noche
en medio de un patio
abierto
a nuevos sueños
a nuevas ilusiones
a nuevas charadas.


Raúl Sánchez Alegría 18 de julio de 2015.