lunes, 2 de noviembre de 2015

CERTEZA

CERTEZA
(a/en Txus)


Si el rumor del mar,
algún día, ya no sonara…

Si la sal en la piel,
el sol en los ojos,
la brisa en mis dedos,
sabor, luz, vida
no dejasen…

Aún sería posible
-aunque poco probable-
que tus palabras, tu alegría,
belleza, vitalidad
-mi vida-
tornasen reverdecer
este páramo agostado
tras tu marcha.

Por ello no creo en el fin de los tiempos.
Por ello mantengo la mirada.

El bien existe; tú lo naces
en cada segundo,
en cada lugar,
en cada alborada.

Así que no tengo miedo,
aún no es tarde.

Podrá secarse el mar, más no tu ser:
humilde, sincera, firme, carnal
Esperanza.