PRIMER AVISO



PRIMER AVISO 






¡Tan dulces son las uvas
cogidas en viña ajena!

¡Tan dulces son los frutos
regalados, encontrados, sustraídos
sin contraprestación, esfuerzo o condena!

En hoguera justiciera arrojaré mis libros.
En pira niveladora de voluntad y riqueza.

¡Al humo, al aire  cedo ígneos versos!
¡Al humo! ¡Al aire!
Que todo lo oculta, que las palabras se lleva.

No lloréis ojos.
No respiréis narices.
No habléis bocas…
autoridad os falta:
gratuitas opiniones
cedéis,
gratuitas palabras
vomitáis,
pero no son gratuitos 
los versos
que al fuego
condenáis
por tacañería roñosa
por morosa pereza

¡Dichosos los versos
que al encenderse se liberan!

No hay nada que esperar:
ruines que  no callan, no otorgan.
No ceden alivio a su billetera.

¡Tal dulces eran las uvas!
¡Tan dulces en viña ajena!


Raúl Sánchez Alegría 16 de noviembre de 2015

Entradas populares