"VERDES ESTABAN"











“VERDES ESTABAN”


Desenvuelto el regalo,

solo queda

abrir la caja

y ver

que contiene,

y ver

que nos entregan.





La entrega no tiene devolución.

La entrega llegó para quedarse.

Cartas aceptadas

los carteros no se llevan.







Desenvuelto el presente

presentada la mesa,

sólo queda aceptarlo

sólo sentarse y comer

hasta la última corteza.





Ajenos a la fiesta, los cocineros

con amargo vino, se emborrachan.





Entregado el presente

solo nos queda esperar

la llegada de otro año,

que maduren las uvas,

y, como la zorra, no decir

“verdes estaban”.







Raúl Sánchez Alegría 19 de diciembre de 2015.

Entradas populares