BODEGÓN


BODEGÓN

 

¡Como miente el  silencio

 del espacio deshumanizado!

¡Como miente la quietud ,

 la armonía geométrica,

de bibliotecas y avenidas!

 

Las líneas rectas, las obras selectas,

los amortiguados ruidos

de xilófagos insomnes…

¡qué serenidad tan siniestra!

 

Quisiera huir al abrazo del intermedio nocturno.

Quisiera refugiarme, y olvidar

mi condición de huido,

en esa ilustrada y racional quimera,

pero es breve,

 sólo dura un sueño desvelado.

 

La tinta emborrona el dorso

de mi mano

como rastro de un rito onanista.

 

No te encuentro.

No te hallo.

No existes ya, es vano buscarte.

 

Pero en este decorado doméstico,

en esta Arcadia de bibliotecas deshechas,

 de hecatombes literarias,

de saldos, de robos,

de emponzoñados regalos… aún te aguardo.

 

Raúl Sánchez Alegría 10 de agosto de 2018

Comentarios

Entradas populares de este blog

CÁÑAMO

RESPIRA

CANCIÓN DEL SONADO