EN EL ALFEIZAR, GRUÑE TOM

 

EN EL ALFEIZAR, GRUÑE TOM

 

Si me escuchas aullar

es porque habitas el desierto. 

Si escuchas mis alaridos

es porque estas desterrada

como yo.

 

La cabeza no te duele:

te duele el alma,

te escuece el corazón.

 

Si caminas conmigo

en este desierto,

si tus oídos

sangran

escuchando mi dolor… 

te duele mi existencia:

te duelo yo.

 

Raúl Sánchez Alegría 6 de septiembre de 2020

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

RESPIRA

EN EL RECUERDO MORA

ME DA LO MISMO QUE SUENE CURSI...