GÉNESIS


 

GÉNESIS

No he perdido la capacidad

de asombrarme.

Aún el cielo puede hurtarme

una sonrisa.

Aún puedo suspirar satisfecho

tras devorar

un plato  de calamares

a la romana.

 

Aún un beso puede hacerme

temblar,

aún puedo volar

por un beso.

 

No he perdido la capacidad

de sentir,

no he perdido la noción

de lo importante

que es perder

- como lo estoy haciendo contigo

ahora-

el tiempo.

 

Y me alegras. Y te alegro.

Y, entre tanta oscuridad,

nuestra alegría es un sol

renaciendo.

 

Raúl Sánchez Alegría 28 de septiembre de 2020

Comentarios

Entradas populares de este blog

RONDÓ OTOÑAL

DE CAJÓN, SE ME VA EL BOLO

AUSENCIA